Cómo funciona el onboarding: proceso para nuevos empleados

El onboarding es un proceso fundamental para asegurar que los nuevos empleados se integren de manera efectiva en una empresa. Es el primer paso para que los nuevos miembros del equipo se sientan bienvenidos, comprendan su rol y responsabilidades, y se familiaricen con la cultura y los valores de la organización. En este artículo, te explicaré cómo funciona el onboarding y las etapas clave que se deben seguir para garantizar una integración exitosa.

Etapa inicial del onboarding

La etapa inicial del onboarding es crucial para establecer una base sólida para la integración de los nuevos empleados. Aquí se establecen las expectativas y se proporciona la información necesaria para que los empleados comprendan las políticas básicas de la empresa, sus responsabilidades y la estructura organizativa.

1. Cumplimiento: explicar las políticas básicas de la empresa

En esta etapa, es importante que los nuevos empleados comprendan las políticas y procedimientos básicos de la empresa. Esto incluye aspectos como las normas de conducta, las políticas de seguridad y salud, y cualquier otro requisito legal o reglamentario que deban cumplir. Es esencial que los empleados sepan qué se espera de ellos desde el principio.

2. Claridad: asegurarse de que los empleados conocen sus responsabilidades

Es fundamental que los nuevos empleados comprendan claramente cuáles son sus responsabilidades y qué se espera de ellos en su nuevo rol. Esto implica proporcionarles una descripción detallada de su puesto de trabajo, las tareas y proyectos que deberán llevar a cabo, y las metas y objetivos que se esperan que alcancen. La claridad en las responsabilidades ayuda a los empleados a sentirse seguros y confiados en su nuevo puesto.

3. Cultura: explicar la organización formal e informal de la empresa

La cultura de una empresa es un aspecto fundamental para el éxito de los nuevos empleados. Durante el onboarding, es importante explicar tanto la cultura formal como la informal de la organización. Esto incluye los valores, las normas y las tradiciones de la empresa, así como las relaciones y dinámicas entre los miembros del equipo. Comprender la cultura de la empresa ayuda a los empleados a adaptarse más rápidamente y a sentirse parte del equipo.

4. Conexión: construir relaciones con los compañeros de trabajo

La construcción de relaciones con los compañeros de trabajo es esencial para que los nuevos empleados se sientan integrados en el equipo. Durante el onboarding, se deben proporcionar oportunidades para que los empleados conozcan a sus compañeros, tanto a nivel profesional como personal. Esto puede incluir actividades de team building, presentaciones formales o informales, y oportunidades para colaborar en proyectos o tareas conjuntas. La conexión con los compañeros de trabajo ayuda a los empleados a sentirse parte de la comunidad y a establecer relaciones de trabajo sólidas.

Te interesa  Qué hace un Onboarding Manager: Responsabilidades y funciones

Integración y desarrollo

Una vez que los nuevos empleados han adquirido una comprensión básica de la empresa y han establecido relaciones con sus compañeros de trabajo, es importante continuar con su integración y desarrollo en la organización. Esta etapa se centra en proporcionar la información y los recursos necesarios, así como en establecer expectativas claras y ayudar a los empleados a sentirse bienvenidos.

1. Presentar la cultura, los valores y la misión de la empresa

En esta etapa, es importante profundizar en la cultura, los valores y la misión de la empresa. Esto implica explicar cómo se reflejan estos aspectos en el trabajo diario y cómo contribuyen al éxito de la organización. También se pueden proporcionar ejemplos concretos de cómo los empleados pueden aplicar estos valores en su trabajo.

2. Proporcionar la información y los recursos necesarios

Es esencial que los nuevos empleados tengan acceso a la información y los recursos necesarios para realizar su trabajo de manera efectiva. Esto puede incluir manuales de procedimientos, herramientas y software específicos, y cualquier otra documentación relevante. Proporcionar esta información de manera clara y accesible ayuda a los empleados a sentirse seguros y confiados en su capacidad para realizar su trabajo.

3. Dejar claras las responsabilidades y expectativas

En esta etapa, es importante revisar y reforzar las responsabilidades y expectativas establecidas en la etapa inicial del onboarding. Esto puede incluir la revisión de las metas y objetivos establecidos, así como la discusión de cualquier cambio o ajuste necesario. Dejar claras las responsabilidades y expectativas ayuda a los empleados a mantenerse enfocados y motivados en su trabajo.

4. Ayudar a los empleados a sentirse bienvenidos

Es fundamental que los nuevos empleados se sientan bienvenidos y apoyados en su nuevo entorno de trabajo. Durante esta etapa, se pueden proporcionar oportunidades para que los empleados se conecten con otros miembros del equipo, se les asignen mentores o se les brinde apoyo adicional en su adaptación. Ayudar a los empleados a sentirse bienvenidos contribuye a su satisfacción y compromiso con la empresa.

Seguimiento y evaluación

Una vez que los nuevos empleados han pasado por las etapas iniciales del onboarding y se han integrado en la empresa, es importante realizar un seguimiento y evaluación continuos para garantizar su éxito a largo plazo. Esta etapa se centra en asegurar el cumplimiento de las políticas y procedimientos, fomentar relaciones positivas y mejorar la productividad.

Te interesa  Qué se puede hacer si un trabajador falta mucho: Estrategias para reducir el ausentismo

1. Asegurar el cumplimiento de las políticas y procedimientos

Es esencial que los nuevos empleados cumplan con las políticas y procedimientos establecidos por la empresa. Esto implica proporcionar recordatorios periódicos, ofrecer capacitación adicional si es necesario y abordar cualquier problema o incumplimiento de manera oportuna. Asegurar el cumplimiento de las políticas y procedimientos ayuda a mantener un entorno de trabajo seguro y eficiente.

2. Fomentar las relaciones positivas entre los nuevos empleados y el equipo

Es importante fomentar relaciones positivas entre los nuevos empleados y el equipo existente. Esto puede incluir actividades de team building, oportunidades para colaborar en proyectos o tareas conjuntas, y la promoción de una cultura de apoyo y colaboración. Fomentar relaciones positivas ayuda a los empleados a sentirse parte del equipo y a trabajar de manera más efectiva.

3. Mejorar la productividad al hacer que las nuevas contrataciones empiecen a contribuir lo más rápido posible

Es fundamental que los nuevos empleados comiencen a contribuir de manera efectiva lo más rápido posible. Esto implica proporcionarles las oportunidades y los recursos necesarios para que puedan aplicar sus habilidades y conocimientos en su trabajo diario. Esto puede incluir asignarles proyectos o tareas desafiantes, proporcionarles capacitación adicional si es necesario y brindarles apoyo y orientación en su desarrollo profesional.

4. Establecer líneas de comunicación

Es esencial establecer líneas de comunicación abiertas y efectivas con los nuevos empleados. Esto implica proporcionarles un canal para que puedan expresar sus inquietudes, hacer preguntas y recibir feedback. También implica proporcionarles feedback regular sobre su desempeño y brindarles oportunidades para discutir su desarrollo y crecimiento profesional. Establecer líneas de comunicación ayuda a los empleados a sentirse valorados y apoyados en su trabajo.

Desarrollo continuo

Una vez que los nuevos empleados han pasado por las etapas iniciales del onboarding y se han integrado en la empresa, es importante continuar su desarrollo y crecimiento profesional. Esta etapa se centra en proporcionar feedback periódico, fomentar la independencia y establecer objetivos de rendimiento.

1. Proporcionar feedback de forma periódica

Es esencial proporcionar feedback regular a los nuevos empleados sobre su desempeño. Esto implica reconocer sus logros, identificar áreas de mejora y brindarles orientación y apoyo para su desarrollo. Proporcionar feedback de manera periódica ayuda a los empleados a mantenerse motivados y comprometidos con su trabajo.

Te interesa  Los 8 modelos de gestión de recursos humanos más relevantes

2. Fomentar la independencia

Es importante fomentar la independencia de los nuevos empleados a medida que se van adaptando a su nuevo rol. Esto implica brindarles la autonomía necesaria para tomar decisiones y asumir responsabilidades en su trabajo. Fomentar la independencia ayuda a los empleados a desarrollar su confianza y habilidades profesionales.

3. Fijar objetivos de rendimiento

Es fundamental establecer objetivos de rendimiento claros y alcanzables para los nuevos empleados. Esto implica definir metas específicas, medibles, alcanzables, relevantes y con un plazo determinado. Fijar objetivos de rendimiento ayuda a los empleados a mantenerse enfocados y motivados en su trabajo.

4. Realizar la primera evaluación de rendimiento

Una vez que los nuevos empleados han tenido la oportunidad de adaptarse a su nuevo rol y han tenido tiempo suficiente para demostrar su desempeño, es importante realizar la primera evaluación de rendimiento. Esto implica revisar su desempeño en relación con los objetivos establecidos, proporcionar feedback adicional y discutir oportunidades de desarrollo y crecimiento profesional. Realizar la primera evaluación de rendimiento ayuda a los empleados a comprender su progreso y a identificar áreas de mejora.

El onboarding es un proceso fundamental para garantizar una integración exitosa de los nuevos empleados en una empresa. A través de las etapas iniciales del onboarding, se establece una base sólida para la integración, se proporciona la información y los recursos necesarios, se establecen expectativas claras y se ayuda a los empleados a sentirse bienvenidos. A medida que los empleados se integran y se desarrollan en la empresa, es importante realizar un seguimiento y evaluación continuos, así como proporcionar desarrollo y crecimiento profesional a largo plazo. El onboarding efectivo contribuye a la satisfacción y el compromiso de los empleados, así como al éxito general de la empresa.

Deja un comentario