Cuál es la diferencia entre herencia y sucesión: conceptos básicos

La sucesión y la herencia son dos conceptos fundamentales en el ámbito del derecho que están estrechamente relacionados con la transmisión de bienes y derechos de una persona fallecida. Aunque a menudo se utilizan indistintamente, es importante entender las diferencias entre ambos términos.

Definición de sucesión y herencia

La sucesión se refiere al proceso mediante el cual los bienes y derechos de una persona fallecida son transferidos a sus herederos. Por otro lado, la herencia es el conjunto de bienes, derechos, obligaciones y relaciones jurídicas que no se extinguen con la muerte y que son susceptibles de sucesión mortis causa.

Transmisión de bienes y derechos

La sucesión implica la transmisión de los bienes y derechos de una persona fallecida a sus herederos. Esta transmisión puede ser realizada de dos formas: testamentaria y legítima.

Testamentaria y legítima

La sucesión testamentaria se produce cuando el fallecido ha dejado un testamento en el que expresa su voluntad sobre cómo deben distribuirse sus bienes y derechos. En este caso, los herederos son designados por el testador y deben cumplir con las disposiciones establecidas en el testamento.

Por otro lado, la sucesión legítima se produce cuando el fallecido no ha dejado un testamento válido o cuando éste no dispone de todos sus bienes y derechos. En este caso, la ley establece quiénes son los herederos y cómo se deben distribuir los bienes y derechos de la persona fallecida.

Composición de la herencia

La herencia está compuesta por todos los bienes, derechos, obligaciones y relaciones jurídicas que no se extinguen con la muerte de una persona y que son susceptibles de sucesión. Sin embargo, es importante tener en cuenta que existen algunas excepciones en la herencia.

Te interesa  ¿Cuál es el orden de una sucesión hereditaria? Descubre la respuesta aquí

Excepciones en la herencia

Existen ciertos derechos que no forman parte de la herencia y, por lo tanto, no pueden ser transmitidos a los herederos. Estos derechos incluyen los derechos inherentes a la persona, como el derecho a la vida y a la integridad física, los derechos políticos, como el derecho al voto, y los derechos de familia, como el derecho a la patria potestad.

Contenido de la herencia

La herencia puede incluir una amplia variedad de elementos, que van más allá de los bienes materiales. Estos elementos pueden ser tanto tangibles como intangibles y pueden tener un valor económico o sentimental para los herederos.

Elementos incluidos en la herencia

La herencia puede incluir bienes inmuebles, como casas y terrenos, bienes muebles, como muebles y vehículos, derechos de propiedad intelectual, como patentes y marcas registradas, y derechos económicos, como acciones y participaciones en empresas.

Además de los bienes y derechos, la herencia también puede incluir obligaciones y deudas que el fallecido haya dejado pendientes. Estas obligaciones y deudas deben ser asumidas por los herederos y pueden afectar la distribución de la herencia.

Derechos sucesorios

Los herederos adquieren automáticamente el ejercicio de su derecho sucesorio una vez que se abre la sucesión. Esto significa que tienen el derecho de reclamar su parte correspondiente de la herencia y de participar en la toma de decisiones relacionadas con la disposición de los bienes hereditarios.

Disposición de bienes hereditarios

La disposición de los bienes hereditarios se realiza a través de la partición de la herencia. La partición es el proceso mediante el cual se divide la herencia entre los herederos de acuerdo con las disposiciones establecidas en el testamento o en la ley.

Te interesa  Cuántas faltas te pueden correr del trabajo - Guía laboral

La partición puede ser realizada de común acuerdo entre los herederos o, en caso de desacuerdo, puede ser llevada a cabo por un juez o por un notario. Durante la partición, se asignan los bienes y derechos a cada uno de los herederos de acuerdo con sus derechos sucesorios.

Tipos de herencia

Existen diferentes situaciones y estados en los que puede encontrarse una herencia, lo que puede afectar la forma en que se adquieren los derechos sucesorios y cómo se administra la herencia.

Situaciones de la herencia

La herencia puede encontrarse en diferentes situaciones, como futura, abierta, deferida, adquirida, indivisa, adjudicada, en administración o yacente. Cada una de estas situaciones tiene sus propias características y requisitos legales.

Adquisición de derechos sucesorios

Los derechos sucesorios pueden ser adquiridos por diferentes personas, dependiendo de la relación que tengan con el fallecido. Los herederos legítimos son aquellos que tienen derecho a heredar de acuerdo con la ley, mientras que los herederos testamentarios son aquellos que han sido designados como herederos en un testamento válido.

Estados de la herencia

La herencia puede estar en diferentes estados, como en indivisión, cuando los herederos aún no han realizado la partición de la herencia, o en adjudicación, cuando los bienes y derechos han sido asignados a cada uno de los herederos.

Administración de la herencia

La administración de la herencia puede ser realizada por los herederos o por un administrador designado por el juez. Durante la administración, se deben realizar todas las gestiones necesarias para la conservación y el aprovechamiento de los bienes hereditarios.

La sucesión y la herencia son dos conceptos fundamentales en el ámbito del derecho que están relacionados con la transmisión de bienes y derechos de una persona fallecida. La sucesión se refiere al proceso de transmisión, mientras que la herencia es el conjunto de bienes, derechos, obligaciones y relaciones jurídicas que no se extinguen con la muerte. Es importante entender las diferencias entre ambos conceptos y conocer los elementos incluidos en la herencia, los derechos sucesorios y la forma en que se realiza la disposición de los bienes hereditarios.

Te interesa  Qué es un deber inexcusable ejemplos: casos justificados

Deja un comentario