Cuando le preguntas a alguien cuál es tu objetivo en la vida, responda lo que responda, lo que se esconde detrás es ser feliz. Cada persona te podrá dar una respuesta concreta (por ejemplo: estar sano, tener un buen trabajo, formar una familia…) pero al final estarán diciéndote lo que creen que les aporta felicidad. Actualmente, los directivos tienen un reto y es que sus empleados sean felices. Tristemente y debido a la educación que recibimos, no siempre nos dedicamos a aquello que nos hubiera gustado pero si además no eres feliz en tu trabajo, esto se traduce en una desmotivación y frustración que impacta en las personas y en las compañías. Cada vez más, la gente busca integrar su vida y su trabajo y el que no consigue que sea como un hobby, como mínimo espera ser feliz. ¿Cómo puede un directivo conseguir eficacia y felicidad a la vez? Esto es lo que se conoce como FELICACIA. Cada empresa busca sus políticas pero nuestra experiencia desde Delivering Happiness es que proviene de:

delivering_happiness_felicacia_2

No hay que olvidarse de la eficacia que hará que una empresa tenga beneficios pero a la vez hay que basarse en la felicidad de los empleados. Allí está el reto y para mí, marca la diferencia entre los distintos perfiles de CEOs. No te olvides de que Felicidad + Eficacia = Mejores resultados. ¡Los empleados más felices son los más eficaces!

¡Feliz día!